¿Por qué Fracaso Dragon Ball GT?

0
15
Aunque parecía que una nueva saga estaba a punto de empezar la serie finalizaba repentinamente con Goku llevándose a Uub para entrenarse juntos Obviamente los fans no quedaron nada satisfechos con este precipitado final y pidieron más, y como el dinero manda, la productora se puso manos a la obra para realizar Dragon Ball GT, una secuela que causó mucha expectación pero que resultó ser una decepción aún mayor. Los índices de audiencia fueron bajando de forma progresiva y los fans perdieron el interés por la serie, después de tanto pedir su continuación. Y yo me pregunto: ¿Por qué fracasó DBGT? Tenían buenas ideas, los mismos realizadores en gran parte que DBZ y el apoyo del propio Toriyama. ¿Por qué una serie que lo tiene todo, se acaba estrellando con los bajos índices de audiencia?
  1. Un enfoque equivocado La principal razón de que DBGT se hundiera fue el intento por parte de los realizadores de convertir la serie en lo que fue en sus inicios, con la frescura, el humor y la diversión que DB poseía en esa etapa y que se perdió en las siguientes, más enfocadas en el drama y la acción pura y dura.
  2. Falta de violencia Sí, sé que leído fuera de contexto este titular suena muy mal, ya que la violencia no debería ser una virtud para una serie infantil/juvenil. El problema es que no puedes hacer luchar a dos seres híper poderosos sin que el combate resulte violento.
  3. La ridiculez a la que son sometidos los personajes En DBGT vemos a míticos e intocables personajes como Vegeta, Krilin, Célula, Freezer, Piccolo o Gohan sometidos a humillaciones sin fin por parte de los guionistas. Tanto que, en algunos capítulos, uno se preguntaba si los responsables de la serie realmente se habían leído la manga de Toriyama. Este hecho es uno de los que más indignó a los fans, ya que personajes que había protagonizado grandiosos momentos en la serie original se veían reducidos a bufones.
  4. La ausencia de secundarios ¿Por qué el protagonista absoluto tiene que ser Goku? Vale, en DBZ también pasaba, pero al menos se notaba cómo Toriyama intentaba dar protagonismo a otros personajes, aunque luego la predilección del público por Goku lo obligara a volverlo a poner en primera línea de fuego.
  5. El poco interés por parte de Toriyama Decir esto me duele en el alma, créeme, pero el cansancio físico y mental del autor quedó patente en los diseños que realizó para DBGT, que la verdad es que son más bien malos.
  6. Lo bueno llega tarde y mal Después del aburrido periplo espacial, la serie gana en interés y se llena de buenas ideas, enemigos de lo más válidos y buenas expectativas.
  7. Todo lo que se quedó en el tintero Los realizadores tenían un montón de ideas, pero como la productora decidió cancelar la serie, se quedaron con las ganas de poder plasmarlas.
  8. Los guionistas perdieron completamente el norte en cuanto a los niveles de poder. ¿Por qué Goku parece infinitamente menos poderoso en su 4º estado respecto al 3º, donde era casi un dios de la destrucción? Creo que no me vale esa famosa explicación de que la 4ª transformación es el estado original del Saiyan y el gasto de energía es menor, porque hay veces que Goku, con su Kame Hame x 10, destruye a duras penas un pequeño edificio, cuando debería poder destruir el sistema solar por lo menos.
  9. Goku en 4º nivel Está claro que la cuarta transformación de Goku levantó ríos de tinta en todas las revistas especializadas de aquella época (que en 1996 eran Kame, Neko, Otaku y poca cosa más…) y tenía defensores y detractores a partes iguales -yo me mojo, a mí en su momento me gustó-. Teóricamente el Súper Saiyajin 4 es el guerrero definitivo dentro de los Saiyans y vuelve a los orígenes de su raza, con el cuerpo cubierto de pelo, la cola y su aspecto bárbaro.
  10. El desencanto de muchos fans Conozco a mucha gente, reconocidos fans de Dragon Ball, que ni han visto DBGT. Todos argumentan lo mismo: “La empecé a ver, pero era un royo y la dejé a media.
Fuente: Animed