Manchester City fue eliminado por un equipo de Tercera y Guardiola y Agüero protagonizaron incidentes

La derrota del Manchester City de Pep Guardiola este lunes por la noche en el campo del Wigan, un equipo de la tercera división inglesa, en la quinta ronda de la FA Cup, terminó con una turbulenta invasión de campo de los aficionados locales en la que se vio envuelto el Kun Agüero. Acabado el encuentro, el delantero argentino del City estaba saludando al defensa rival Chey Dunkley, cuando fue quedando rodeado por los hinchas del Wigan que habían saltado al césped, y terminó lanzando un golpe con la mano derecha a uno de ellos.

Después de eso, varios empleados del City tuvieron que sacar a Agüero del campo para resguardarlo en el vestuario. “No está bien —dijo el entrenador del Wigan, Paul Cook—. No he visto el incidente, por lo que no puedo comentarlo. Pero la seguridad de los jugadores debería ser la prioridad de todos”.

Es probable que la federación inglesa abra ahora una investigación a ambos equipos, y el City tiene previsto pedir explicaciones al Wigan por la falta de protección a sus jugadores.

También se registraron incidentes entre la policía y aficionados del City, que antes habían sufrido las burlas de los del Wigan y que, en respuesta, habían destrozado varias vallas de publicidad. La federación revisará los vídeos disponibles y estudiará el acta del árbitro, Anthony Taylor antes de ponerse en contacto con ambos clubes y decidir si presenta cargos.

La tensión también se había visto en el campo durante el partido, especialmente después de que el City se quedara con diez jugadores después de la expulsión de Fabian Delph por una entrada a Max Power. El árbitro enseñó primero una cartulina amarilla y luego la cambió por la roja. Después de eso, Agüero se enfrentó al banquillo del Wigan y Guardiola se vio envuelto en una dura discusión con el entrenador rival durante el descanso en el túnel de vestuarios. “Si quieren preguntar sobre fútbol, háganlo. No pasó nada en el túnel”, dijo luego Guardiola.

Loading...

Comentarios