Si lo tuyo es la seducción a través del baile sexy, ¡el twerking es para ti! Esta combinación de rodillas flexionadas, manos en las caderas y movimientos pélvicos hacia adelante y atrás enloquecerá a tu pareja y por si fuera poco, te ayudará a ejercitarte físicamente.

  1. Ayuda a bajar de peso:
    Así, como lo lees, esta dinámica danza activa el buen funcionamiento metabólico y quema calorías (aproximadamente 600 cal/h).

2.Mejora la circulación sanguínea:
Si eres de esas personas que no corren ni de chiste y prefieres pasar el día frente a la televisión, este baile es para ti. También te hará olvidarte de todo, pero mientras ayudas a tu cuerpo.

  1. Reduce el estrés:
    No solo resulta catártico liberar la ansiedad y tensión nerviosa acumulada durante el día, sino que además, el sistema nervioso central produce serotonina y endorfinas, sustancias que te harán sentir más feliz cada vez que lo practiques.

4.Mejora la calidad de sueño:
¿Duermes, pero no descansas? Esto significa que tu cuerpo ha acumulado demasiada tensión nerviosa sin poder sacarla del sistema, de manera que ahora se encuentra agotado. Si quieres volver a dormir como bebé, sigue la receta de este baile.

  1. Quema grasa y tonifica músculos:
    Quemar la hamburguesa del fin de semana mientras endureces los glúteos con solo bailar es una bendición. Danzas como esta nos permiten echarnos algún pecado gastronómico de vez en cuando, sin sufrir ante el espejo al día siguiente.

Comentarios