Neymar seguirá un año más en el PSG. Un nuevo giro sobre el futuro del astro brasileño del que ya es el culebrón del verano. Tras su reunión con el nuevo entrenador del equipo, el alemán Thomas Tuchel, el jugador habría cambiado de opinión. Una charla positiva en la que el nuevo técnico le habría presentado un proyecto en el que él sería el centro de todo, el jugador franquicia y sobre el que giraría todo el juego del equipo.

Promesas que han convencido a Neymar, que habría decidido dar una nueva oportunidad a su estancia en un equipo diseñado para ganar la Champions League y que tiró la casa por la ventana para asegurarse un líder que marcará el camino. El brasileño regresó a su país al día siguiente de reunirse con Tuchel para seguir recuperándose de su lesión y sumarse a la selección de su país para prepara el Mundial de Rusia.

Al-Khelaifi, presidente del PSG, ha dado poder absoluto al entrenador alemán, y el primer encargo fue convencer a Neymar de que siguiera en un club con el que tiene contrato hasta el 2022. Además, ha dejado claro que el brasileño no está en venta y que no pondrá precio a su salida.

Comentarios