Chucky: El muñeco diabólico protagonizará una serie

Desde que se estrenó la primera película (en noviembre de 1988), Chucky se transformó en un muñeco tan despreciable como seguido por millones de niños y de adultos.

La película Child’s Play, conocida en español como Muñeco Diabólico (o maldito), fue enseguida un boom. La historia: en plena fiebre infantil por los Good Guys, el simpático Andy Barclay (Alex Vincent) pide a su madre uno. Alguien le avisa que hay un vagabundo vendiendo el muñeco a bajo precio y empieza el calvario. El muñeco “Niño bueno” que recibe Andy es el que contiene el alma de Lee Ray. Se hace llamar Chucky y es un asesino que desea vengar su muerte y apoderarse del cuerpo del niño.

El oscuro filme que traumó a cientos de hoy ex niños tendrá su versión televisiva. Así el famoso Chucky volverá a asustar a millones de bajitos en la era de la TV On Demand.

La noticia de una nueva aventura terrorífica en formato televisivo la confirmó Don Mancini, uno de los creadores de la saga cinematográfica a través de sus redes sociales.

La información vía Twitter, fue escueta, en forma de gif-, pero generó que miles de usuarios se entusiasmaran. Muchos prometen prohibir a sus hijos ver una historia que tanto terror ocasionó a los chicos de los ochenta y noventa.

En declaraciones al portal Bloody Disgusting, los “arquitectos” de la saga, David Kirschner y Don Mancini, confirmaron que la serie “se compondrá de ocho capítulos de una hora” y añadieron que Brad Douriff volverá a prestar su voz al aterrador muñeco.

Durante tres décadas hemos podido ver las aventuras del muñeco en siete películas. Después que la muñeca diabólica de Annabelle le quitara parte del protagonismo a Chucky, parece que los creadores quieren “revitalizar” la figura de esta criatura terrorífica.

Don Mancini tenía 22 años cuando ideó a Chucky. El hombre jura que lo suyo con Chucky “es amor al 100%“.

Me siento muy orgulloso de que se haya convertido en un icono del cine de terror. En realidad, Chucky nació en UCLA, donde estudié, pese a ser de Boston. Mi padre se dedicaba a la publicidad, y yo estaba muy interesado en explorar cómo influye la mercadotecnia en los niños”, explicó años atrás.

Así que pensé a Chucky como un experimento. En cuanto a su naturaleza asesina, no es ningún invento mío; ha habido otros muñecos diabólicos antes. Nada que ver con alguna perversión infantil: de niño, mi juguete favorito eran un camión”, aclaró.

Cuando hicimos la primera película, en 1988, era un producto de género de terror estándar. Luego orientamos las tramas hacia el psycho thriller. Pero, a fines de los noventa, nos dimos cuenta de que la fórmula estaba agotada, así que hemos ido derivando hacia la comedia”, explicó Don Mancini.

Fuente: Clarín

Loading...

Comentarios