YouTube eliminó el pasado mayo más de 30 videoclips de su plataforma por considerar que incitaban a la violencia. Gran parte de los vídeos eran de música drill, una forma de trap caracterizada por su sonido oscuro y que, según la policía metropolitana de Londres, está vinculada a apuñalamientos y asesinatos entre bandas callejeras en la capital británica.

Ahora muchos de esos vídeos están apareciendo en una web diferente de contenido audiovisual: PornHub. Entre ellos están los vídeos del DJ británico Tim Westwood y sus “Crib Sessions” en las que aparecen grupos de drill como BSIDE, 1011 o Zone, según recoge Dazed. Del mismo, también han aparecido en la página porno varios clips de 1011

Esta formación de rap tiene prohibido hacer canciones con referencias a muerte o provocar daños sin autorización policial. Además, según informa ITV, también tiene restringido hablar de lucha entre bandas en sus temas y en sus redes sociales.

Los defensores del drill, que surgió originalmente en Chicago antes que floreciera en la escena hip-hop de Reino Unido, alegan que la eliminación de los contenidos responde a una estrategia de censura y que esta música refleja la realidad que viven sus autores.

Sin embargo, la visión de las autoridades es otra completamente diferente. La Scotland Yard solicitó a YouTube que eliminara entre un total de 50 y 60 vídeos durante los dos últimos años. Mientras que la policía metropolitana sostiene que ha construido una base de 1.400 vídeos que utiliza como arma de inteligencia para reducir los crímenes con violencia.

Según la comisaria Cressida Dick, la música drill está asociada con “letras que glamourizan de forma seria la violencia”. “Describen apuñalamientos con grandes detalles, con júbilo y emoción; y también violencia extrema contra las mujeres”, ha apuntado.

Por su parte, YouTube ha afirmado que están trabajando con la policía para acordar como afrontar esta situación. “A veces necesitamos contexto específico para identificar algo que pueda llegar a ser una amenaza real. No queremos que nuestra plataforma incite a la violencia”, han expuesto en un comunicado.

Comentarios