Demi fue hospitalizada en los Ángeles por una supuesta sobredosis y se encuentra estable.

La policía y los bomberos de la ciudad californiana acudieron pasadas las once de la mañana del martes a la vivienda de Lovato en Hollywood Hills por una llamada de emergencia y tras encontrarla inconsciente se la llevaron al hospital Cedars Sinai. La estrella del pop reconoció hace semanas que había recaído en la droga.

De confirmarse que la heroína estuvo de por medio, la cantante sería una figura famosa víctima de la epidemia de opiáceos que sufre EE UU por el intenso repunte del consumo de esta familia de sustancias (tanto drogas prohibidas como potentes fármacos). En 2016 murieron en este país 35.000 personas por sobredosis de heroína u otros opiáceos y en 2017 Trump declaró el problema emergencia nacional.

La cantante siempre ha hablado abiertamente de sus adicciones. El pasado marzo, había publicado en redes sociales el siguiente mensaje: “Muy agradecida por otro año de alegría, salud y felicidad. Es posible“. Celebraba así sus seis años alejada del alcohol.

Comentarios